Publicado: 18 de Enero de 2019

Una mujer gijonesa ha logrado el amparo judicial después de que se viera obligada a pagar una deuda de un millón y medio de euros que le dejó su exmarido tras avalar un crédito para su empresa. Ahora ha sido exonerada del pago de ese importe -solo ha tenido que abonar 8.000 euros- gracias a la ley de segunda oportunidad.

La afectada, representada por el abogado gijonés Javier Dapena, avaló a su marido cuando la empresa de éste pasaba por dificultades económicas. El dinero recibido por entidades bancarias se empleó, como ocurre en muchos casos, para refinanciar la compañía, gastarlo en un ERE y tapar con parches los agujeros. Pero nada de eso dio resultado y la empresa entró en concurso de acreedores, se liquidó y allí no quedaba ni euro para hacer frente a las deudas.

Los bancos entonces siguieron su causa contra los avalistas, en este caso la mujer gijonesa, de 50 años y madre de una hija. Su ahora exmarido no dio señales de vida, estando localizado pero sin solvencia conocida y ella se vio ante una deuda de 1.500.000 euros, en números redondos. "Hubiese necesitado dos o tres vidas como mínimo para devolver el dinero", reflexiona su abogado Javier Dapena, que inició los trámites para que la mujer pudiese beneficiarse de la ley de la segunda oportunidad, aprobada en 2015.Seguir leyendo